domingo, 27 de marzo de 2011

No hay nada como soñarte,
Y al despertar,
Descubrir que estás,
De carne y hueso,
De miedos y deseos.

1 comentario:

Ladrón de Guevara dijo...

Muy bonito, de verdad, sobre todo el último verso, que hace que sea un poema de verdad, y no simples palabras.

Cuídate.