jueves, 7 de abril de 2011

Duermes

Duermes.
Cerré los ojos,
Y lo último que recuerdo
Son tus brazos rodeándome.


Duermo.
Con el olor de la felicidad,
Con el recuerdo de verte
Tendido en mis sábanas,
Cerrando los ojos,
Soñando sin más.

Al despertar,
No estás.
Y añora mi cama
Tu olor y tu risa
Y añora mi cuerpo
Tus brazos y tu piel.

A veces,
Te confieso,
Te imagino y te pienso
En cada instante,
En cada paso y cada suspiro,
En cada pequeño
Retazo de esta vida
Tediosa y rutinaria,
Alegre y maravillosa.

Porque tú estás
Porque te pienso,
Te imagino…

1 comentario:

Ladrón de Guevara dijo...

A veces, un sólo ruerdo o una imagen puede ser la diferencia entre un buen día o uno malo.

Entre echar de menos y recordar los momentos buenos.

Cuídate.