lunes, 14 de diciembre de 2009

Diario de una mujer...


10 de Marzo de 2009.

Ya van cuatro.
Hemos discutido varias veces, a decir verdad muchas más que cuatro o cinco, pero es verdad, ya van cuatro. Dos tortazos, dos empujones.

He pensado mucho desde el último día que escribí, y he releído mil veces mis palabras.
He conseguido un trabajo, pensando, tal vez, que así Andrés se sentiría mejor, y yo con él.
El dinero ahora no es un problema, le he pedido que deje su trabajo y se busque otro donde no le exploten tanto, pero olvidaba lo cabezota que es.
Ahora nos vemos menos, aunque vivamos en la misma casa.
Ambos llegamos tarde, y sin ganas de cenar. Yo suelo tumbarme a leer, mientras él ojea las noticias en Internet.

En cuanto a las cuatro veces… tal vez haya sido culpa mía, al fin y al cabo, no he sabido cómo contentarle, supongo que en eso consiste el matrimonio, uno debe de tantear el terreno para conseguir agradar al otro y así convivir felices.
Me queda tanto por aprender… o al menos eso me dice Andrés.

2 comentarios:

Sara dijo...

Tienes valor. Los malos tratos son un tema complicado. Demasiado. Yo, hoy por hoy, no me atrevería a escribir sobre ellos. Es díficil hacer una mezcla justa de los ingredientes que componen el amor, la convivencia, y sobre todo ese punto en el que saber ceder y regalar para hacer feliz a alguien, sin dejar nunca de ser feliz tú. Pero siempre siendo capaz de dar. Un abrazo,

Iván dijo...

los malos tratos... un cancer social.
Un gran articulo, te felicito