martes, 15 de febrero de 2011

Cómo no haber amado


Cómo no haber amado
Su voz y su mirar,
Sus palabras y sus ojos,
Y ese guiño a la vida,
y esas ganas de más.

Cómo no haber amado
Su llanto y su risa,
Y esas pequeñas arrugas
Cuando aparece
Un retazo de felicidad.

Cómo no haber amado
Sus manos y sus brazos
Y esa piel que me envuelve
Y me llena de vida,
Y me cuida de todo
Menos de ti.

Cómo no haber amado el mundo;
Si desde aquel día,
Todo el mundo,
Eras tú.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusta la fuerza que tiene tu poema.. muy bien logrado tus versos.. ese amor infinito de tus versos..

Un abrazo
Saludos fraternos....

Anónimo dijo...

Enhorabuena Saray! Tienes mucho futuro por delante....mucho..que lo veamos..Abrazos... G.E

Alejandra dijo...

Mi mundo también es el.. =)
Me alegro de volver a encontrarnos por aqui =)
veo que a ti también te gusta la fotografía =)
Besitos!