domingo, 30 de noviembre de 2008

Tu llamada.

Un paso tras otro,
acompañados de sonrisas cómplices,
caricias y sueños que se cruzan entre miradas fugaces,
tus ojos diciendo aquello que tus labios sellados evitan.

Noches bajo las estrellas,
esperando tu llegada,
tardes en la playa sin escuchar tu llamada,
mientras, el corazón se encoje más y más sin ti.

Acordes perdidos recuerdan tu mirada,
mar, estrellas, besos y palabras,
guardan mi secreto, escondido en tu llamada.

Y sí, sí te quiero tanto,
como para odiar y amar,
para reír y llorar,
cuando ya, todo da igual,
cuando vivo sin vivir,
y siento sin sentir,
y tú, a mil kilómetros de mi alma,
olvidas que te quiero como a nada.




De lo último que escribí, siento tener esto tan abandonado, remontará pronto, Gracias por seguir visitando este blog.

4 comentarios:

Sole dijo...

Mi querida españolita, como te extraño, y nunca coincidimos...ultimamente siempre por mis malditas obligaciones!!!!

Juro que te tengo presente en cada momento, y te necesito mucho...

Este blog no debes levantarlo, porque esta lleno de sinceridad y ternura, tiene una luz especial

No olvides que te quiero mucho, mucho

Besos

Ladrón de Guevara dijo...

Vuelves a escribir, y esto que escribes es muy bonito.

Lo de abandonar el blog, ya se sabe, cuando hay poco tiempo, no siempre se encuentran las palabras adecuadas para escribir.

Un saludo.

Damián dijo...

Seguro que a mil kilómentros, él también te echa de menos
No creo que pueda olvidarse de tí
Son tan hermosos tus textos...
Un abrazo

Trovator dijo...

Hola!! Me gustan mucho tus escritos, son bien concisos y profundos.. gracias por compartir!

Un saludo!