martes, 26 de mayo de 2009

Las mismas caras cada día,
se sientan a mi lado,
y nada parece cambiar
en estos días interminables,
entre miradas que no llegan,
caricias que se pierden,
tardes sin sentido si no estás conmigo.

Y deseo, con todas mis fuerzas
que hoy no cese ese olor,
que me recuerda a tus besos
en una tarde fría,
bajo una lluvia que envuelve,
todo sentido que existe para mi.


Respirar, vivir...
sentir que el mundo sigue sin tu voz,
que la vida no termina en ese olor,
en ese beso, dulce recuerdo,
especial como el primero,
único como el último.

2 comentarios:

javixu dijo...

No temas, llegarán las vacaciones, los besos y abrazos que la vida te debe, y noches especiales que perderás contando estrellas.

Un besito!

Ladrón de Guevara dijo...

Impresionante.

Le he releido un par de veces más porque realmente me ha encantado.

Gracias por estos versos.

Cuídate.