lunes, 11 de mayo de 2009


Sentir que el mundo se pierde en una mirada,
En esa palabra oculta que tu corazón me dice,
Y tus labios me esconden.

Y a veces, la vida se vuelve difícil,
Como esos problemas de tu libro de matemáticas,
Cuya intención es complicarte la existencia sin motivo alguno.

Y a veces, quisiera desaparecer,
Subir a lo más alto,
Donde sólo tú puedas oírme,
Donde nada tendría sentido sin una palabra bonita,
Donde el silencio se vuelve horrible si es lo único que sale de tu boca.

Se vuelve difícil mantener la cordura,
Verte pasar y no sonreír,
Cruzar la mirada y apartar la vista.

Se vuelve difícil el mantenerse quieto,
No echar a correr,
Aprender que la vida se complica,
Que nos cambian el cuento que un día nos contaron.

Y escribir tu propia historia,
Sin saber qué pasará,
Temiendo ese futuro que no muy tarde, llegará.

Sin miedo yo te escribo,
Aunque sé que será hoy,
El día en que a tu corazón,
Estas líneas llegarán.

3 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

"Sentir que el mundo se pierde en una mirada"

Cuantas veces es eso lo que nos saca del abismo en el que estúpidamente nos metemos.

Muy bonito.

Un saludo.

Sara dijo...

Yo creo que escribir tu propio cuento, por díficil que resulte, es algo muy bonito. Algo de lo que la mayoría de las personas ni tan siquiera son conscientes.

Quizás no se traté de un cuento de hadas, pero es nuestro cuento, y eso es lo que importa.

Besos

javixu dijo...

La vida es demasiado complicada para los soñadores...

Un besito!