lunes, 8 de marzo de 2010

Cenicientas del siglo XXI


¿Os suena el nombre de cenicienta?

Hoy, 8 de Marzo, es el día de la mujer trabajadora, y con esta foto no pude evitar acordarme de aquel cuento, que yo creo, todos leímos alguna vez, "Cenicienta".

Aquella joven tan hermosa como desdichada que trabajaba día y noche para su madrastra y hermanastras.

Aquella muchacha que deseaba con todas sus fuerzas poder liberarse de esa horrible vida a la que era sometida; aquella que soñaba día y noche con vestir ese vestido, subirse a su carroza, llegar al baile, y dejar latir su corazón frente al apuesto príncipe.


Su final era feliz, sus sueños se cumplían, y todo salía tal y como ella se merecía.
Pero la vida real no es así de sencilla. Me prohibo a mí misma creer que los finales felices sólo ocurren en los cuentos de príncipes y princesas, porque sé que en algún lugar del mundo, hoy, una mujer está cumpliendo su sueño, está siendo feliz.


Por todas las cenicientas del siglo XXI, porque los finales felices se hacen realidad.

2 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Yo creo que los finales felices son sólo el esfuerzo que hacemos para luchar por lo que queremos. No exíste la felicidad que nos merecemos, por que siempre tendremos que luchar a cada paso por lo que queremos.

Y en ese sentido, creo que toda mujer lucha tres veces más para conseguir dos veces menos. Aun así, no se pued edejar de luchar, pues al final, quizá si exíste ese final feliz que nos merecemos.

María Diez dijo...

Seguro que sí. En algún lugar del mundo habrá alguna mujer que esté siendo feliz. No hay que perder nunca la esperanza ni dejar de luchar por conseguir que se cumplan nuestros deseos.
Me ha encantado tu blog y gracias por tu visita.
Un abrazo