martes, 23 de marzo de 2010


Corrí hacia el agua,
deseaba evaporarme con todas mis fuerzas,
convertirme en un sueño de verano eterno.

Corrí hacia el agua,
y cuando llegué,
descubrí que únicamente estaba más mojada que nunca,
que los años habían calado
y el frío penetraba en los huesos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojalá PudieramOs cOnverTirnOs en Sueños de Verano..
hasta entonces me conformaré con esperar a qe llege juNio...
=)SaroSaaaa (LLLL)

mikilopez dijo...

Foto guapa Saray.