jueves, 22 de abril de 2010







Me pierdo en el azul de esa mirada penetrante,
Y deseo con todas mis fuerzas volver a sentir esa visión del mundo.

Me pierdo en el blanco de esa sonrisa de pillo,
E intento, en vano, copiar la frescura que desprende.

Me pierdo, y me olvido del mundo con cada risa,
Con cada juego estúpido y cada palabra inventada,
Con cada canción y cada escondite.

A veces ocurre, que con el tiempo, las sonrisas desaparecen y la luz de los ojos pierde intensidad…

Entonces miras atrás y persistes en la lucha incesante de parar el tiempo, y repites una y otra vez aquellos juegos estúpidos, aquellas palabras inventadas…


Enano, no dejes de crecer, pero tampoco de sonreir.

4 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Simpremente, creo que sto te salió del alma.

Ver crecer a alguien cercano, ser parte de ese crecimiento. Sin duda no tiene nada comparable.

Cuídate en este día especial para mi tierra.

Anónimo dijo...

Me ha encantado!!!
Es precioso y las fotos una pasada!!!
No pararemos de sonreir...
Desde tu nueva casa en Madrid.
Besos.

Anónimo dijo...

Me ha encantado!!!
Sencillamente precioso y las fotos una pasada!!!
No pararemos de sonreir.
Desde tu nueva casa en Madrid.
Besos.

Nafrayu dijo...

con esa sonrisa!! quien no se va a contagiar???...no dejes de lucir la tuya también... ;) un abrazo