jueves, 9 de septiembre de 2010

Covadonga

Santuario de Covadonga.





En una ocasión, traté de explicarle a una amiga qué significaba para nosotros, para mí, la Santina y su Santuario.

Comencé explicándole la belleza material que aquello me trasmitía, pero a medida que escribía, me daba cuenta de que no era suficiente; de que, en el fondo, no sabía explicarlo porque aquello era un sentimiento.

Recuerdo, que cuando era pequeña, nos organizaban, al menos, una excursión anual a Covadonga. Entonces, yo solía pensar con resignación: será por sitios, otra vez a Covadonga…

Poco a poco ha pasado el tiempo y a día de hoy reconozco guardar en mi memoria grandes recuerdos, momentos de oración, de encuentro…

Por suerte, ahora cuento con un pequeño recuerdo más, un recuerdo especial.


Día 7 de Septiembre de 2010, un grupo, no pequeño, de jóvenes y no tanto, nos reunimos a lo largo de la cueva esperando la llegada de la Cruz, símbolo de la Jornada Mundial de Jóvenes.
Allí nos acompañaba, una vez más, mons. Jesús Sanz Montes, quien junto a nuestra Santina, y en presencia de la Cruz, nos dedicó unas palabras y momentos de oración.

El tiempo nos dio una tregua y terminamos la noche, víspera del día de nuestra Santina con esa vigilia tan especial como irrepetible.

Creo que ahora sólo queda esperar que esto no se quede ahí.
Que sigamos compartiendo momentos especiales, que sigamos guardándolos en nuestro recuerdo y nuestro corazón.



De todos modos, sigo sin saber explicarlo…

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que gusto poder disfrutar de tus post.. gracias por compartirlo..





Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas un buen fin de semana..

Nafrayu dijo...

Genial Saray...momentos como este son irrepetibles y me encanta que hayas estado allí y encima a gusto y sonriente. un abrazo!