martes, 14 de septiembre de 2010

Decidí... y ya ves

Decidí que si te ibas
Sería para no volver.
Que no abriría de nuevo
Mi alma y mi pecho.
Que sería
Un punto y final.

Decidí que si te ibas
No miraría atrás.
Que cerraría las puertas
De cualquier corazón
Que habitara en mí
(si es que había alguno).


Decidí que si te ibas
Olvidaría tu nombre
Y cualquier retazo
De tu cuerpo en mis sábanas.

Decidí que si te ibas
No iría detrás.
Y ya ves,
Aquí estoy.

3 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

no siempre las decisiones por adelantado son inquebrantables.

A menudo un gesto, una mirada, o una palabra en el momento exácto hace que todo cambie.

Cuídate.

olvidatelasllaves dijo...

Decidiste lo correcto
=)

El inmenso mar dijo...

Me llevo el sabor genuino de tus escritos.
Felicidades