viernes, 24 de septiembre de 2010

Nunca es suficiente... por eso, volveré

A veces siento esa terrible sensación de que nunca es suficiente.
De que por mucho que te mire, nunca será suficiente.
Porque si mañana me voy, si no vuelves a cruzar esa calle, si no vuelves, o no vuelvo… tal vez… tal vez olvide tu cara, y cada paso que dimos, y tal vez, tal vez olvide tu risa, y el brillar de tus ojos…


A veces siento esa terrible sensación de que nunca es suficiente.
Sentir la necesidad de pasar una y mil veces por la misma calle, tratar de grabar en mi memoria cada portal, cada esquina, esas escaleras donde te vi por primera vez, y aquel banco donde reímos durante horas.
Sentir esa extraña sensación de olvidar el aroma del parque, el ruido del autobús, el frío de las 8 y el calor de las 2.


A veces siento esa terrible sensación de que nunca es suficiente.
Y es que queda tanto por compartir…
Y tantas, tantas cosas seguirán pasando…
Que espero que a la vuelta esto no halla cambiado tanto.
Que siga esa sonrisa, ese brillo en los ojos.
Que el aroma del café siga siendo el mismo en nuestra terraza de siempre.
Que te mire, y me mires, y riamos a la par.

A veces siento esa terrible sensación de que nunca es suficiente.
Guarda bien mi sitio, pídeme un café…
Más pronto que tarde, volveré.

3 comentarios:

olvidatelasllaves dijo...

No tengo palabras....
porque sabes que te voy a hechar muchiisimo de menos compañera...
Nose con quien tomaré el café ahora... o hablaré sobre las fotos... los problemas...
o simplemente reiré ...
pero sabes que nos vamos a ver muy pronto,,, y que ese diaa te dare un achuchon (como lo ago siempre) :D
porkee tu si qe eres una amiga!!
tq ARTISTA!!!!!

Adolfo Payés dijo...

Me gusta y e llevo a recordar esos momentos que siempre nos parecen insuficientes..



Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfrutes del fin de semana...

El inmenso mar dijo...

No es suficiente ser agradecido con la vida, con las letras que nos compartes; tantos detalles que compaginan en mi vida: me gustò lo que escribiste.
Bienvenida a mi espacio.
Saludos de Pepe.