jueves, 16 de septiembre de 2010

Recuerdo aquellas mañanas
En que abrochabas tu camisa
Y fruncías el ceño frente al espejo
Y decías: es tarde,
Debo trabajar.



Recuerdo aquellas mañanas
En que besabas mi espalda
Y sentía el roce de tu piel
Mientras salías
Rumbo a la realidad.


Recuerdo aquellas noches
Esperando tu llegada.
Tu lado de la cama vacío
Tu olor en la almohada.


Recuerdo la dulzura de tus dedos,
Tu mano en mi espalda,
El beso de reencuentro,
Y el beso porque sí.

Recuerdo cada momento,
Pero mientras estés a mi lado,
Olvidemos el ayer
Y volvamos a besarnos

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un bello momento paso por tu blog..ante estos hermosos versos siempre con el deseo de regresar.me quedo... me quedo con el versos de tus poemas .. excelente

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre..


Que tengas un buen fin de semana...

olvidatelasllaves dijo...

Espero que la inspiración se quede siempre contigo y nunca te abandone... ni la abandones...

=)

Trovator dijo...

Recuerdos entre el ayer y el hoy... y esa barrera tan grande que se erige entre ambas. El pasado puede materializarse nuevamente... será lo que queremos? Lindas letras!

Un abrazo!