jueves, 9 de octubre de 2008

Sin infancia, desigualdad, injusticia, rabia.


Últimamente, no sé si ando algo perdida, lo que si sé es que ando pensativa, que tengo miedo del futuro, que la pena me puede al ver las realidades del Mundo en que vivo.
Puede sonar pesimista, pero, en este caso, creo que más bien es realismo, me explico:

El otro día, en la Clase de Religión, (una séptima hora en la que estamos que no podemos más, con ganas de irnos para casa y echarnos una siesta),el profesor, nos puso un documental titulado “Las habitaciones de la muerte”, puede parecerlo, pero no es ninguna película de ciencia ficción ni nada de eso, es la pura y dura realidad.

En el documental, emitido ya en el año 1995, podíamos descubrir como eran las leyes chinas en lo que a la natalidad e infancia se refieren. Suena muy frío dicho así, pero quizá tal y como me voy a expresar ahora suena más fuerte, aunque como nadie me lo va a censurar escribiré tal y como lo siento.

Pues bien, creo que unas imágenes de unos niños, la mayoría entre recién nacidos y dos o tres años, algunos desnudos, otros con plásticos por pañales, llenos de heridas, atados a bancos con función de orinal, sin a penas vigilancia, abandonados, en la mayor miseria…
Estos niños, fueron abandonados al nacer por sus familias, pues en China existía la llamada ley de un solo hijo, suerte tuvieron ya de haber nacido, aunque ahora que lo pienso, ¿eso es una suerte? Abandonados por sus familias, abandonados por el Estado, en orfanatos sin recursos algunos, muriéndose de hambre, sin fuerzas ni siquiera para llorar…

Hay dos imágenes, que me marcaron mucho en este documental, la primera, ver como un niño, de aproximadamente tres añitos, se acercaba a una cuna, donde estaba recostado un recién nacido, lo cogía en brazos, y se lo llevaba, pensé: Dios!! Se le va a caer, le va a pasar algo fijo, y a la vez me dije a mi misma, tan pequeñitos y ellos mismos son su único apoyo, se hacen mayores antes de saber hablar…

La segunda, y más fuerte, fue la imagen final, como los reporteros, encontraban a una niña, la cual había sido abandonada en una de las habitaciones del orfanato, esperando a que se muriese, mientras pasaban las imágenes dijeron: si hubiese sido un niño, hubieran hecho lo posible por salvarle la vida, pero es una niña…
La imagen en sí, no puedo describirla, no tengo valor para hacerlo, porque sólo recordarla… y no puedo seguir escribiendo, realmente, muy fuerte. Sólo ver a esa niña, que ya no podía ni llorar, por mucho que lo intentaba…

Terminó el video, nos dijeron, ¿qué opináis? yo, que como veis, soy de mucho hablar, a penas pude decir más que no me lo podía creer, un país que gasta un dineral en investigaciones científicas, que tienen que ser los primeros en toda investigación…y ¿tienen legalizadas estas condiciones? Realmente ¿en que mierda de Mundo vivimos? Y perdón por la expresión, pero me entristece y me a tanta rabia, que es inevitable…

Me fui a mi casa, probablemente pensando en por qué nos quejamos tanto, con todo lo que tenemos.

Por la tarde, iba tranquilamente por la calle, cuando me crucé con una niñita china, feliz, sonriente y muy guapa, me dio un vuelco al Corazón, pensé: eso si es suerte, ojala todos aquellos huérfanos viviesen así…

4 comentarios:

Sole dijo...

Que decir Saray mas de lo que hemos hablado de ayer a hoy...desgarrador,inentendible, ira, impotencia....y mucho mas!

El mundo fue y sera una porqueria ya lo se en el 510 en el 2000 tambien,dice la letra de un tango

Cuando leo este tipo de cosas, la verdad es que me pincho como un globo, se que esta mal...

Habra que sacar valor no se de donde..

Besos

i dijo...

Saray, me apetecia saludarte..

Con el tema pues bueno, ya he dejado lo poco que puedo comentar en el blog de Sole,terrible, es que no se que decir..

Gracias por preocuparse por cosas asi, y por hacernos reflexionar a todos

Besos

Ladrón de Guevara dijo...

Tristemente los humanos somos capaces de una crueldad incomprensible. Por otro lado, hacemos triste honor al dicho: Ojos que no ven, Corazón que no siente.

Un saludo.

Damián dijo...

Es admirable tu comprometido punto de vista expuesto, atípico por otro lado en una joven de 16 años. La concienciación de las realidades humanas nos hace grandes y tu sin duda has de crecer muchísimo aún.
Feliz vida, feliz futuro y hasta pronto