jueves, 18 de diciembre de 2008

Y mirándose a los ojos,
Escriben el final de esta canción.
Y cientos de acordes desconocidos
Se esconden entre las cuerdas desafinadas
De una vieja guitarra,
Víctima del olvido indiferente.

Pasos perfectamente acompasados,
Se destruyen entre miedos y rencores,
Sueños, y pasiones.
El viento,
se lleva por delante largas horas perdidas,
certezas o utopías.


Y los árboles, ahora pierden su hoja,
Como quien pierde la esperanza,
Como quien teme haber perdido.
Negras son las gafas
Que dejan sin color una tarde mejor.

2 comentarios:

Sole dijo...

desde aca te envio los arboles mas floridos llenos de esperanza

un beso grande

Ladrón de Guevara dijo...

Muy bonito texto.

"Pasos perfectamente acompasados,
Se destruyen entre miedos y rencores,
Sueños, y pasiones."

"Víctima del olvido indiferente."

Me gustó mucho la última frase.

Un saludo.