lunes, 22 de diciembre de 2008


Y sólo mirar mi guitarra,
Y ver que los acordes se atascan sin poder salir,
Es suficiente para reconocer,
Que hay días en que no puedo sentir,
Más que ese sin sentido,
Que es la vida,
El camino de lo irreal,
La plenitud en lo escondido,
La salvación en un lugar.


Y suerte
que aún nos quedan horas por pasar,
y verte allá tan lejos,
sabiendo que no estás.
Y oír palabras bonitas,
Engaño de la verdad,
Paisajes azulados,
En un verde otoñal.

Contradigo, si no digo,
Que todo sé cuando no sé nada,
Y siento sin sentir,
Cuando lloro en lugar de reír,
Cuando escucho sin oír,
El lugar soñado, allá, al fin…

4 comentarios:

Sole dijo...

Que es la vida el camino de lo irreal...

Pequeña todo estara bien, lo siento...

Besos enormes

Te quiero

Antonio J. dijo...

Hola Saray, he visto que has calado por mi blog. Gracias por el cumplido.

La fotografía es algo que ha estado muy unido a mi durante los últimos años de mi vida y algo que trataré de mantener para siempre, más que nada por eso que comentas, porque es mi forma de ver el mundo ;)

Un saludo, me alegra que te hayan gustado mis fotos.

Un saludo

Sara dijo...

Que cosas tan bellas eres capaz de escribir. Me sorprendes cada día. Y si un día los acordes no suenan, los sentimientos no quieren salir, descuida, que otros días han de llegar y la sonrisa ha de volver. Estoy segura de es así, un beso,

Ladrón de Guevara dijo...

ME quedo con la frase que ha resaltado sole. Aún así, es un escrito muy bonito.

Enhorabuena.

Un saludo.