martes, 23 de septiembre de 2008

Hoy, tuve Filosofía, a primera hora, aún con los parpados pesados como plomos. Pero, hubo algo que me dio para pensar durante un buen rato.
La profesora, intentaba explicarnos la importancia de la Filosofía a lo largo de la historia de la humanidad, y dijo: vosotros, ¿nunca os habéis hecho ninguna pregunta filosófica?
Nadie contestó, pero yo, nada más escuchar esa frase, comencé a pensar sin parar.
Vinieron a mi mente palabras claves. Felicidad, vida, ¿por qué?,¿Cuándo?, ¿quién?, ¿Cómo?...
Pero fuera de intentar explicarme la creación del hombre en media hora, me centré más en esa palabra clave que, como una estrella fugaz, pasó rauda y veloz por mi mente, un acto reflejo, diría yo.

Felicidad, ¿somos felices?,¿sois felices?
Creo, que continuamente, buscamos ese algo o alguien que nos haga felices, buscamos la estabilidad en nuestras vidas, buscamos y buscamos, y mientras tanto, sufrimos tristezas, despedidas, desamores, nostalgias…

Estuve pensando, y pensando al respecto, y una vez más, caí en la conclusión, de que la felicidad no es ningún secreto, simplemente es saber valorar los pequeños placeres de la vida, las pequeñas cosas, los gestos más simples…

Recordé una frase, hoy, por hoy, muy familiar para mi:
“La Esperanza es el Sueño del Hombre Despierto”.
Me di cuenta, de lo bien que me sentía cuando tengo esperanzas en algo, me di cuenta de lo bonito que es soñar, de lo felices que somos aquellas personas que mantenemos viva la llama de la esperanza. A veces, nos haremos daño de tanto soñar, los pies, no pisarán firme, y nos pegaremos una buena “leche”, pero, ¿a caso no merece la pena una pequeña caída por cada batalla ganada? Yo creo que merece la pena, que aunque a veces, nos hundamos y pensemos ¿dónde está ahora la esperanza?, ¿de qué sirve?, los días que vendrán nos compensarán con esas pequeñas cosas que sólo, los soñadores de Corazón, sabemos apreciar.

Así que hoy, sólo deseo, que esas personas que se ven envueltas en la rutina, que se sienten vacías y se plantean la felicidad tras los sueños y la esperanza, vean en los días que vendrán la salida del laberinto….hacia la Felicidad, hacia la Vida.

3 comentarios:

Nafrayu dijo...

un discursillo muy reconfortante ^^...gracias por despertar ese espíritu que a veces se queda rezagado...

Ladrón de Guevara dijo...

Eduardo Punset dijo hace poco: "Lo más sorprendente del ser humano es la infinita capacidad para ser INFELIZ".

Creo que algo de razón tiene, porque en nuestra propia búsqueda de la felicidad nunca dejamos de buscar, o nos conformamos con lo primero que pillamos.

Aún así, no se puede dejar de soñar, ¿Verdad?

Sole dijo...

Que nustro sueño custdie nuestro futuro, diria una persona que ya es familiar para nosotras...

Amor por que lloras,que es lo que te pasa, sera que soy feliz??
Que suerte que en el Isntituto todo va bien...Besos