lunes, 15 de septiembre de 2008

Te veo, recuerdo.


Volví allí,
donde tantas veces había llorado,
y en tantas otras me habías ayudado.
Donde tuve tanto por lo que reír,
Y tanto por descubrir…

Al verte, recordé todo lo que lloré,
Recordé tus frases repitiéndose en mi cabeza,
Recordé las palmadas en la espalda,
Los apoyos en las caídas…

Lástima que ya nada sea igual,
Que hayamos cambiado tanto,
Sin apenas darnos cuenta.

Lástima que un abismo,
Tan inmenso como el océano,
Nos separe.

Lástima que ahora me mires,
Y la indiferencia te pueda.
Lástima que busque en mi Corazón,
y sólo encuentre el hueco que dejaste.

Algún día descubrirás,
Que llenaste…llenas ese hueco.



Ahí dejo algo que escribí, y que aunque pueda parecer, no es un "poema" de desamor, aunque bien podría serlo, pero no fue ese tipo de amor sobre el que me inspiré.

4 comentarios:

Sole dijo...

Saray, nuevamente te digo..me encanta como escribis!!! me llegan muchisimos tus poemas...pasate por mi blog, que gracias a vos descubri algo...que puede ser un condimento mas para mis dias. Gracias!! Besos

bru dijo...

A eso apunto siempre cuando escribo. A alguna historia de amor pasada, sin llegar a desamor.

Muy lindo los textos, no sabia que tenias tantas actualizaciones. Por casualidad se me ocurrio cambiar una cosita en el mio y vi la firma y pase.

Escribir es una de las mejores terapias, ojala lo sigas haciendo, que de hecho, te sale muy muy bien.

Ladrón de Guevara dijo...

Muy ben poema, te felicito por el. Me han gustado los versos escogidos, y la forma de calcular las pausas.

Un saludo.

Nafrayu dijo...

oyee....de que me suena tanto es foto?? onde ye??....